Por Esteban Chesta

Había que salir airosos y esperar resultados en pos de quedar entre los seis de arriba, no era sencillo. No se logró el primer cometido, a pesar de los múltiples esfuerzos.

Los problemas comenzarían rápido, ya que luego de una melé derrumbada la visita fue penalizada. Los dueños de casa eligieron la hilera, la obtuvieron y después de chocar en el medio de la cancha, el árbitro Ignacio Iglesia volvería a castigar a los isleños. La patada a los postes de Simón, afortunadamente, no fue efectiva.

En 6´ Babarians tuvo su primer intento. Tras un scrum Castilla se levantó y ganó varios metros, seguido de algunas fases rápidas, tal cual se pide desde el staff. El referee consideró que algunos integrantes de “babas” se pasaron de vehementes en el ruck y el golpe favoreció a los de Barcelona.

120 segundos más tarde llegaría una acción que cambiaría el cotejo. Los insulares placaban bien parados los intentos rivales, que no progresaban en el campo. Carlos Sabatini leyó un pase un tanto anunciado y se jugó por la intercepción, pero la mala fortuna hizo que cometiese avant y se viese sancionado con tarjeta amarilla por matar el juego. Y Poble Nou lo aprovecharía.

Las infracciones continuaron y a posteriori de un line obtenido en la segunda posición, el maul armado por los locales hizo el resto, apoyando Germán Matuk y acertando esta vez Josep María Simón. Iban 12´.

En 16´ los visitantes perdieron un balón y el contragolpe fue certero, viéndose obligado Aarón Rus a cerrar al veloz David Mitjana en la bandera. Pelota hacia adelante y formación fija en favor de los baleares, robada por los catalanes, encontrando el octavo Attanasio muchas facilidades para entrar al ingoal. Otra transformación del centro y el 14-0 en un abrir y cerrar de ojos.

Había que despertar urgente, y eso sucedió. Salida larga de Loza, impacto y la ovalada apareció del lado mallorquín. Crusco habilitó a Bartozzeti, que no dudó en correr y zambullirse. Si bien Francisco no pudo redondear en siete, el paso inicial estaba dado.
El encuentro empezó a disputarse en campo enemigo, aprovechando el envión.

A los 23´ en un penal factible se decidió ir por todo, sin conseguir réditos. En instantes posteriores los de Serrano, Aprea, Mateu y Olivares se hicieron con una melé arrojada por los de la península. Luego de percutir con los forwards, los tres cuartos tomaron cartas y Facundo entró por el abierto, conectando con Franco Bartozzeti, quien llegó a escasos metros de marcar. Se lo impidió Mitjana, aunque la touche fue para los de verde. Lamentablemente el lanzamiento torcido impidió una conquista merecida.

Tanta insistencia tendría recompensa en 28´. Otra infracción cerca de los palos y ventaja en la cual “pancho” probaría con el drop, no concretado. Habilitó Gonzalo para el capitán Thomas, ruck rápido y segunda ola con Federico Castilla, que no frenó hasta debajo de las haches. Loza aportó otras dos unidades, y el 14-12 generaba diferentes sensaciones.

No se bajaría el pie del acelerador. Crusco se filtró y no pudo contactar con Román Gougy ante el riesgo de intercepción, por eso decidió ensayar un rastrón al fondo, sofocado con apuros por Rafael Nogales y Querio. No hubo recompensa en la hilera.

Entre tanto asedio, el Club de Natación conseguiría una tregua. Tras un “sombrero” de Simón, en donde quien cargaba dicho kick se vio impedido de correr, el árbitro pitó castigo. Tres puntos de oro y reducir las revoluciones de Babarians.

La última palabra sería de los isleños. Golpe, primera puntada con los delanteros y apertura a los ligeros. Hicham recibió con espacio y apoyo, aunque el mismo no fue necesario. La conversión de Loza dejaba a los de Calviá por primera vez arriba en la chapa, 17-19 en un primer tiempo que no dio respiro.

Fenomenal remontada, pese a que la parte complementaria arrancaría con malas noticias desde temprano. Reanudación, patada “baba” que no pudo escapar de los límites del terreno, y los de Cataluña decidieron darle aire. Quedaron emparejados algunos rapiditos del tricolor contra forwards verdes, por lo que se produjo el quiebre. Al llegar el cierre, el último pase hacia adentro derivó en Querio, quien se marchó en soledad. Transformó Simón y había que remar de nuevo.

La contienda careció de emociones por un rato, algo que era previsible después de la mitad inicial que nos regalaron. A los 12´ se produjo una retención y los de Mallorca decidieron ir a los palos, para acercarse sin desgastar tanto. El apertura platense selló el 24 a 22.

Los dueños de casa sacarían a relucir su mejor arma, el line al dos y su potente maul. En 19´ avisaron, pero la formación se cayó casi entrando a la meta. Al minuto los tres cuartos insulares incurrieron en fuera de juego, y los anfitriones no quisieron ir a los postes, buscando los puntos con idéntica y letal fórmula. Más allá de que el ensayo fue de su medio Pol Fonts, el daño grave era obra de los gordos.

A siete de distancia, la reacción fue instantánea. Scrum que salió con dificultades y giró, aunque Federico Castilla se hizo con el balón y se le armó el agujero en el ciego. Gran topete al ala contrario para zambullirse y marcar. Desde la esquina acertó Loza y el 29 iguales dejaba el trámite abierto.

Muy a pesar de las ganas de los baleares, recibirían un último cachetazo del que no podrían recuperarse. Try en idénticas condiciones que el anterior, saltando adelante y armando el trencito con destino de ingoal vía Attanasio. Un 34-29 a la postre inalterable.

Pudo ser con Crusco conectando la marca de la casa con Hicham, que descargó en Román y fue al piso. La apertura fue hacia el costado derecho y Mateu no pudo definir. Todo el Poble Nou corría desesperadamente a apagar el incendio.

Los mallorquines no cesarían en la búsqueda hasta el final, inclusive después de la amarilla recibida por el “nueve” rosarino a los 35´. Pero no habría premio.

El 34-29 los excluía del tan ansiado sexto puesto.

Síntesis:

C.N. Poble Nou:
Mariano Mazzei (Raúl Domínguez), Alexander Manrtínez (Jonathan Miranda), Jordi Escolar (Javier Caro); Francesc Gómez, David Baharifar (Aitor Sánchez); Germán Matuk (Ponç Parramón), David Rodilla (Iván Camarena), Joaquín Attanasio; Pol Fonts, Gustavo Querio; Gabriel Nogales García, Ricard Palomar (capitán), Josep María Simón, David Mitjana; Rafael Nogales.
Entrenador: Richard Hicks.

Babarians XV Calviá:
Agustín Aragón (César Ávila), Juan Manuel Seoane (Carlos Sánchez Fogg), Lucas Lastra; Emiliano Del Giúdice (Dardo de la Torre), Jordi Llorca (Josep Nicolau); Francisco Thomas (capitán), Román Gougy, Federico Castilla; Gonzalo Crusco, Francisco Loza; Facundo Mateu, Carlos Sabatini (Federico Etchegaray), Hicham El Idrysy, Franco Bartozzeti (Agustín Di Santo); Aarón Rus.
Entrenadores: Pepe Serrano, Nico Aprea, Andrés Mateu y Xisco Olivares.

1° tiempo:
8´ Sin bin Carlos Sabatini; 12´ Ensayo Germán Matuk, transformación Josep María Simón (7/0); 16´ Ensayo Joaquín Attanasio, transformación Josep María Simón (14/0); 17´ Ensayo Franco Bartozzeti (14/5); 28´ Ensayo Federico Castilla, transformación Francisco Loza (14/12); 36´ Golpe de castigo Josep María Simón (17/12); 41´ Ensayo Hicham El Idrysy, transformación Francisco Loza (17/19).

2° tiempo:
1´ Ensayo Gustavo Querio, transformación Josep María Simón (24/19); 12´ Golpe de castigo Francisco Loza (24/22); 22´ Ensayo Pol Fonts (29/22); 24´ Ensayo Federico Castilla, transformación Francisco Loza (29/29); 29´ Ensayo Joaquín Attanasio (34/29); 35´ Sin bin Gonzalo Crusco.

Árbitro: Ignacio Iglesia.